Consejo Nacional de Rectores se pronuncia a favor de reforma fiscal progresiva, que no afecte a los sectores vulnerables de la población ni disminuya el bienestar social del país

 

 

  • CONARE respalda una reforma fiscal que combata la elusión y la evasión tributaria.

 

25 de junio del 2018.  La situación fiscal del país, demanda la colaboración, el trabajo y el aporte solidario de todos los sectores de nuestra sociedad: académico, social, gremial, económico y político, que contribuyan a devolver la estabilidad económica a Costa Rica, cohesionados en una propuesta de reforma fiscal progresiva y racional, que no afecte a los sectores vulnerables de la población ni disminuya el bienestar social del país.

El Consejo Nacional de Rectores, respalda la aprobación de una reforma fiscal progresiva, que combata con severidad la elusión y la evasión tributaria, y permita generar un incremento en la captación de recursos frescos al Gobierno de la República.

Hoy Costa Rica necesita que  asumamos decididamente los retos actuales, debemos alcanzar un justo y equitativo equilibrio fiscal que promueva el fortalecimiento de los pilares, sobre los cuales se han construido nuestros grandes logros sociales, que son fundamento de una sociedad democrática y de derecho, donde el Estado, con la participación de diversos actores, entre ellos las universidades estatales, ha propiciado las condiciones para el progreso social que nos ha caracterizado y distinguido como nación.

Por lo expuesto, CONARE insta a los grupos sociales, políticos y civiles a asumir con plena responsabilidad y consecuencia el diálogo participativo y el análisis pluralista de las decisiones que nuestro país requiere tomar, en un momento crucial para el futuro nacional.  Las actuales circunstancias invitan a una negociación social que conduzca a acciones conjuntas y concretas para lograr el sano equilibrio de las finanzas como requisito para mejorar todos los niveles de la educación nacional, alcanzar una mayor inclusión social, disminuir la desigualdad y aumentar la calidad de vida de la población, contribuyendo así al desarrollo integral, sostenible y equitativo de nuestro país.