Ha partido una gloria del atletismo nacional

 

José Alberto Rodríguez Arguedas, Comunicación Institucional

José Matarrita Sánchez, Área de Formación Humanística

 

La Universidad Técnica Nacional lamenta profundamente el fallecimiento de Rafael Ángel Pérez Córdoba, prestigioso deportista y académico costarricense, gran amigo de esta Universidad.

En el ámbito deportivo, su hazaña más recordada la alcanzó la noche del martes 31 de diciembre de 1974, cuando compitió contra 180 corredores de 34 países y ganó la famosa carrera San Silvestre, en Brasil. El cronómetro quedó en 23 minutos y 58 segundos tras recorrer los 8,9 kilómetros de la competencia.

Rafael Ángel, hereda al atletismo costarricense no solo una serie de triunfos internacionales, sino también varios records en las carreras de medio fondo y fondo, marcas que han permanecido por cerca de cuatro décadas resistiendo los intentos por romperlas de otros corredores costarricenses.

Además de su trayectoria deportiva, tuvo un destacado paso por la vida académica nacional, en este sentido, muchas generaciones de estudiantes universitarios se nutrieron de su conocimiento durante varias décadas. En la UTN tuvo destacados aportes intelectuales en la conformación y desarrollo del Área de Formación Humanística.

Asimismo, muchos costarricenses le recordarán por sus glorias deportivas.  Es digno de resaltar que posee un récord mundial al ganar el 8 de febrero de 1976 la media maratón de la Carrera Coamo, en Puerto Rico, en donde obtuvo un crono de 1:03:46, marca que sigue vigente.

Orgullosamente, la Editorial de la Universidad Técnica Nacional, publicó el 7 de diciembre de 2016 el libro “Corriendo con pasión,” obra que fue escrita por el mismo Rafael Ángel Pérez y que recoge, con depurado estilo literario, el relato del desarrollo humano integral que vivió en su época de atleta.  Este libro, se convierte en memoria histórica perenne de un ciudadano ejemplar.

Descanso eterno para el querido amigo Rafael Ángel Pérez Córdoba y nuestra solidaridad fraterna a su familia.