I Graduación 2020 en la Sede de San Carlos: un reto asumido, una meta alcanzada

 

Glenda M. Chacón Hernández, Mercadeo y Comunicación

 

La primera graduación del 2020, de la Sede de San Carlos, requirió de un fuerte trabajo de organización por parte de las Áreas de Docencia, Gestión Administrativa, la Decanatura, Registro y Mercadeo; así como de la colaboración de otras Unidades de la sede, pues todo lo que se había planificado para realizar de manera presencial y por pequeños grupos de personas, se debió cambiar en pocos días a virtual, debido al comportamiento en ascenso de casos COVID-19 detectados en la Zona Norte.

Notificar a los 83 graduandos, nuevos profesionales en las Carreras de Ingeniería en Salud Ocupacional y Ambiente, Ingeniería en Gestión Ambiental, Administración y Gestión de Recursos Humanos, Ingeniería de Software, Inglés como Lengua Extranjera, Asistencia Administrativa, Comercio Exterior, Contabilidad y Finanzas, Administración Aduanera; de la medida adoptada, representó todo un reto que finalizaró el 25 de junio con la entrega de los Títulos.

Interrogantes varias ¿Cómo llevar a cabo la Juramentación, evidenciar el momento más importante de un Acto de Graduación: el Sí Juro por parte de cada nuevo graduando y luego la entrega del título a cada profesional?, fueron solo algunas de las tareas a emprender.

El 12 de junio, fecha planificada desde un principio, la Sala de Sesiones de la Sede, sirvió de escenario para que el señor Decano Luis Restrepo, la señora Laura Venegas, coordinadora del Área de Docencia y Patricia Rocha de la Oficina de Registro, pudieran ser testigos de la primera parte de todo el recorrido, tomar juramento ante Dios, la Patria y la Universidad a cada nuevo profesional; hasta completar la meta final, hacer entrega de los certificados a cada graduado como acto de recompensa a muchos momentos de esfuerzos y sacrificios por alcanzarlo.

Posteriormente la etapa de coordinación para crear las rutas de entrega por sectores geográficos, en sus lugares de trabajo, en sus casas de habitación, ahí donde nos indicaron, ahí llegamos, desde todo el cantón de San Carlos, Naranjo, Zarcero, Río Cuarto, Sarapiquí, Valverde Vega, Guatuso, San Ramón, hasta Los Chiles.

La labor realizada, no hubiera sido posible sin el apoyo de direcciones de carrera, conductores y otras personas más, que tendieron su mano para ayudar en cada etapa de esta nueva experiencia. Ante todo, a la bondad y comprensión de cada graduando, a quienes les felicitamos y agradecemos eternamente por su anuencia para que la Universidad Técnica Nacional, pudiera culminar con éxito cada etapa de todo el periplo de graduación. Nuestra Región Huetar Norte y el país cuentan desde ahora con personas formadas integralmente, con fortalezas técnicas y humanas para seguir engrandeciendo a Costa Rica.