Rector de la UTN informa sobre situación de los beneficios estudiantiles, para el tercer cuatrimestre del 2020

 

Emmanuel González Alvarado

Rector de la Universidad Técnica Nacional

 

 

Es compromiso de nuestra institución analizar los diferentes temas de interés común y asuntos institucionales, en el marco de la transparencia y la franca comunicación que caracteriza a nuestra gestión.

Tal como es del conocimiento de la comunidad nacional, en razón de la pandemia provocada por el COVID-19 las instituciones estatales y todas las actividades productivas privadas y públicas se han visto afectadas, particularmente, la UTN no ha sido la excepción.

La Universidad realizó un análisis de la ejecución operativa en las diferentes áreas institucionales relacionadas con partidas prioritarias, el interés prioritario fue reflejar la utilización del presupuesto hasta la fecha y los requerimientos de recursos en el corto plazo, de cara a lo que resta del periodo 2020.

Como resultado tangible del análisis efectuado, resaltan dos áreas fundamentales de nuestro quehacer: el rubro de Becas y Beneficios Estudiantiles y los ingresos estimados producto de la Venta de Servicios del Área de Extensión de la UTN.

En el primero de los rubros el Comité para el análisis del Presupuesto de Becas y Beneficios Estudiantiles de la UTN, en su “Informe de condición presupuestaria de la partida de becas y beneficios complementarios” del 26 de junio de 2020, identificó un faltante de recursos para cubrir el presupuesto en dicho rubro, en el orden de 1,180 millones de colones, para lo que resta del periodo 2020.

En lo que concierne a la venta de servicios del Área de Extensión, debemos señalar que la crisis sanitaria originada por el COVID-19, ha reducido considerablemente las posibilidades de brindar la mayoría de las actividades que se tenían programadas.

Lo anterior está generando un impacto negativo importante en nuestros ingresos proyectados por este concepto, para lo que resta del periodo 2020. La disminución estimada por este rubro es cercana a los 1,200 millones de colones.

A través de los análisis efectuados por diferentes instancias institucionales, se determina que existe imposibilidad presupuestaria para mantener los mismos montos en beneficios estudiantiles que se han venido otorgando a la población estudiantil.

Ante este panorama, considerando que el tercer cuatrimestre se realizará bajo la modalidad de “presencia remota” (virtual) y con el objetivo claro de generar la menor afectación en la población estudiantil becada, se realizaron una serie de ajustes necesarios para mitigar el faltante presupuestario y mantener el goce de los beneficios complementarios de esta población estudiantil para el III cuatrimestre 2020, el cual inicia el 14 de setiembre del corriente.

Es importante indicar que los ajustes realizados son sobre los montos de los beneficios estudiantiles y no sobre las exoneraciones, esto quiere decir que la Universidad mantendrá las exoneraciones de los créditos tal y como han sido asignadas y un monto mensual estandarizado en los beneficios estudiantiles, según la categoría de beca.

Estas decisiones se toman de modo colegiado mediante análisis y revisión concienzuda por parte de representantes de todos los estamentos universitarios, incluyendo la representación estudiantil.

Asimismo, se han afectado otras cuentas universitarias con la finalidad de maximizar el uso de los recursos de modo equitativo, ejemplo de lo citado son las disminuciones en compras, plazas vacantes y el congelamiento del aumento salarial, que se acordó para utilizar ese monto para dar sostenibilidad a las becas y beneficios estudiantiles.

Es importante considerar, que las universidades estatales, a petición de la presidencia de la República, aportaron 48 mil millones de colones asignados al presupuesto 2020, con el objetivo de poder contribuir a mitigar los impactos socio económicos, asociados a la pandemia ocasionada por el COVID- 19, y de forma solidaria los rectores tomaron la decisión de exonerar por las condiciones presupuestarias en que se encontraba la UTN, el aporte que le correspondía.

 Las medidas aprobadas fueron acordadas el día 13 de agosto, 2020 en la sesión del Consejo Universitario.

El 14 de agosto en diferentes horas se organizaron reuniones con la población estudiantil en la que participaron más de 500 personas, lo que demuestra el sentir inmediato a los acuerdos tomados, en la próxima sesión del consejo universitario, en consecuencia, es que se verificara la debida procedencia de lo consensuado y sus alcances.