Sede de San Carlos comparte con la comunidad sancarleña charla sobre Coronavirus COVID-19

 

Glenda M. Chacón Hernández

Encargada de Mercadeo y Comunicación 

 

Prepararse, conocer de fuente primaria y experta de aspectos susceptibles como es la presencia del Coronavirus en el mundo y Costa Rica; fue el motivo de la decanatura y del encargado de Salud Ocupacional de la Sede de San Carlos al mediar para ofrecer la charla sobre el Coronavirus COVID-19.

Más de 50 personas acudieron el lunes 9 de marzo, a la charla denominada Coronavirus ¿Estamos preparados?, ¿qué hacer y cómo actuar?, que impartió el Doctor, especialista en Epidemiología de la Dirección Regional de la Caja Costarricense de Seguro Social, Melvin Anchía. 

En su amplia explicación el Dortor Anchía, se refirió a la importancia de seguir diariamente los comunicados que emite la Organización Mundial de la Salud (OMS), la Organización Panamericana de Salud, la Caja Costarricense de Seguro Social y el Ministerio de Salud de Costa Rica. A no bajar la guardia en el cuidado de lavado de mano con jabón, secado con toalla de papel, en el protocolo de estornudo, tos y hace un llamado especial a evitar saludar dando la mano o expresar el saludo diario de beso. 

Un dato relevante es que el virus se “siente” cómodo en ambientes fríos y con aire acondicionado, por lo que sugiere valorar el uso de este tipo de equipo en hogares, oficinas u otros lugares. Explica el porqué de la declaratoria de alerta amarilla y el por qué ahora más que nunca se deben seguir las indicaciones del Ministerio de Salud. Señala que, a pesar de que no hay una vacuna contra el virus, la mejor vacuna seremos nosotros mismos, los seres humanos que nos convertiríamos en la fuerza más grande combatiendo al virus, pues éste, puede permanecer hasta 48 horas en superficies que otras personas podrán tocar en un país tropical como el nuestro.  

Al finalizar la charla el Dr. Anchía atendió consultas de los presentes; aclarando a qué se consideran actividades masivas, como conciertos u otros donde la conglomeración de personas es alta; al cuidado de personas mayores y personas diagnosticadas asmáticas, diabéticas e hipertensas. Insiste en mantener la calma, leer información fidedigna y confiable de los medios oficiales. Finaliza indicando que en caso de sospecha de casos por sus síntomas, lo mejor es hacer la consulta; pero sobre todo a cuidarnos para convertirnos nosotros mismos en vacunas contra este virus, con acciones preventivas que debemos adoptar, pues vamos a tener que aprender a vivir con él.