Sede de San Carlos obtiene dos galardones del Programa Bandera Azul Ecológica

 

Ana Priscilla Benavides Morera, encargada del TCU, Sede de San Carlos

 

El mes del ambiente trajo muy buenas noticias para la Sede de San Carlos de la Universidad Técnica Nacional (UTN), ya que fue galardonada por el Programa Bandera Azul Ecológica en dos categorías: Cambio Climático y Microcuencas, reconocimiento conseguido gracias a las acciones realizadas en el año 2019.

El Programa Bandera Azul Ecológica premió al centro universitario por las tareas llevadas a cabo desde las distintas áreas de la sede,que ayudan a mitigar el impacto de la institución en el ambiente y mejorar las condiciones higiénico-sanitarias de la población, en beneficio de toda la comunidad y la salud pública.

Desde el Área de Extensión y Acción Social, por parte del Trabajo Comunal Universitario se incentiva permanentemente, el manejo apropiado de residuos sólidos y el uso racional de los recursos, respaldado por las áreas de Ciencias básicas, que gestionan el estudio de macroinvertebrados en la quebrada San Pedro y  de Formación humanística con impacto en todas las carreras, sumado a los proyectos que el área de Investigación desarrolla con ASADAS de la región, entre otros aportes realizados durante el año que abarca la evaluación.

Así mismo, desde el Área Administrativa se lleva un control del consumo de agua, de electricidad y combustible en el campus, se realizan capacitaciones a los colaboradores y se incentiva a hacer compras sostenibles, apoyados por el personal de mantenimiento en tareas de separación de residuos, como parte de los parámetros evaluados en las categorías premiadas.

Para la categoría de Cambio Climático, la Bandera Azul Ecológica para UTN suma la estrella plateada por la participación en el Programa de Ecoins, vinculado a la disposición de los residuos valorizables. Mientras que, para la bandera obtenida por los trabajos en la Quebrada San Pedro dentro de la categoría de Microcuenca en un trayecto de 500 m, se concedieron 3 estrellas, gracias a las alianzas establecidas con otros comités Bandera Azul Ecológica y la promoción del programa.

En el contexto de la pandemia y la virtualización de la mayoría de las actividades de la institución, se han programado para el presente año, actividades para que la comunidad estudiantil, administrativa y académica desarrollen en forma remota, tal es el caso de separación de residuos, huerta urbana y elaboración de material para educación ambiental, desde ya, la población universitaria en general queda invitada a seguir trabajando por mantener ambas banderas en los siguientes años pero, especialmente a hacer lo que esté a su alcance por contribuir con el medio ambiente, ese es el deseo del comité que lidera este proceso en la Sede de San Carlos.