Universidades públicas y Defensoría de los Habitantes otorgaron el Premio Aportes al Mejoramiento de la Calidad de Vida 2018

 

Jorge Rojas Ortega

Representante de la UTN en el Comité Organizador del Premio Aportes al Mejoramiento de la Calidad de Vida

 

El viernes 02 de noviembre de 2018 se celebró la ceremonia en la que se entregó la XXVI Edición del Premio Aportes al Mejoramiento de la Calidad de Vida. El Auditorio de la Vicerrectoría de Investigación de la Universidad de Costa Rica (UCR) fue el lugar en el que se llevó a cabo esta reconocida actividad.

Este evento es organizado desde hace 26 años por todas las universidades públicas que integran el Consejo Nacional de Rectores (CONARE) y la Defensoría de los Habitantes, con el objetivo de promover, motivar y reconocer los aportes y esfuerzos que realizan personas físicas, jurídicas, instituciones públicas o privadas y organizaciones de la sociedad civil para mejorar la calidad de vida de la sociedad costarricense.

El señor Marcelo Prieto Jiménez, presidente del CONARE y Rector de la Universidad Técnica Nacional (UTN), el señor Juan Manuel Cordero González, defensor de los Habitantes en funciones y el señor César Sancho Solís, presidente del Comité Organizador de este concurso, estuvieron a cargo de entregar los galardones a cada una de las personas u organizaciones ganadores del concurso. El reconocimiento consiste en una réplica de la estatuilla “Naturaleza Herida”, del escultor costarricense Franklin Zúñiga Jiménez.

De las 22 candidaturas recibidas este año, se entregaron 6 estatuillas, distribuidas entre las 4 categorías establecidas en el reglamento del concurso. En este sentido, a nivel de persona física se condecoró al Profesor Universitario, Leonel Fonseca Retana, por estimular la conciencia social en estudiantes de Producción Industrial del Instituto Tecnológico de Costa Rica (TEC) a través de varios proyectos. El premio para entidad privada fue concedido al Programa de Acción Social del Hospital Clínica Bíblica, por su aporte a la salud de quienes más lo necesitan.

El galardón para la categoría de organización de la sociedad civil estuvo compartido, pues se le dio a la Fundación que administra el proyecto “Chepe se baña”, por brindar atención integral al habitante de calle, y también, a la Fundación Parque Metropolitano La Libertad, por brindar un espacio orientado a mejorar la calidad de vida de las comunidades de Desamparados, Curridabat y La Unión.

Por último, el premio a entidad pública fue otorgado a dos instituciones. Por un lado, se destacó a la Clínica de Memoria y Envejecimiento Cerebral del Hospital San Juan de Dios, por su aporte en la investigación sobre las causas y soluciones de la demencia, y por otro lado, se galardonó a la Acción Colectiva Conjunta en Salud Mental Comunitaria, por crear espacios lúdicos para prevenir el suicidio en los jóvenes de Limón.

Para definir a las organizaciones o personas ganadoras, el Jurado Calificador consideró aspectos económicos, socioculturales, ambientales y las condiciones productivas de quienes se postulan.

En adición a las estatuillas con las que se premian los aportes al mejoramiento de la calidad de vida, las instituciones que integran el Comité Organizador otorgaron reconocimientos especiales a la Fundación Árboles Mágicos, al proyecto de alfabetización de adultos mayores de la Universidad Estatal a Distancia (UNED), a la señora Haydée Jiménez Fernández (por rescatar la cultura afrocaribeña a través del arte), a Fundecooperación (por su apoyo a iniciativas productivas sostenibles e innovadoras de las PYMES), y a la Asociación Pro-conservación de la Lapa Roja.

El acto de clausura estuvo dedicado a la memoria del señor Gerardo Mondragón Barahona, ex funcionario de la Universidad Nacional (UNA) y del CONARE, quien formó parte del Comité Organizador en múltiples ediciones y a quien sus compañeras y compañeros recuerdan por su trabajo dedicado y tesonero.