UTN impulsa proyecto de desarrollo sostenible para fortalecer la organización social en comunidades de Nicoya

 

José Alberto Rodríguez Arguedas

Periodista UTN

 

El Programa Institucional de Formación Humanística de la UTN, mediante la participación del académico Luis Méndez, impulsa el proyecto “Construir una estrategia de acción en el marco del Desarrollo Sostenible para fortalecer la organización social ubicada en la zona alta norte del Cantón de Nicoya como herramienta para resolver y reconstruir las necesidades básicas de estas comunidades”.

Este proyecto, que se extenderá por un lapso aproximado de ocho años, se basa en la misión de la UTN que anhela fomentar en la ciudadanía y en la UTN, los más altos valores humanísticos, mediante procesos de acompañamiento y reflexión para estimular una cosmovisión atinente en la complejidad contextual.

Con base en lo anterior, se pretende liderar una formación humanística inspirada en los principios éticos orientados al bien común y al favorecimiento de una sociedad justa, inclusiva, solidaria, en armonía con la naturaleza, para estimular la vida digna y plena de las comunidades en los ámbitos local, nacional y global, cuyo objetivo superior es la sensibilización personal, el compromiso social y el cuido del planeta como hogar compartido.

El proyecto consiste en fortalecer la organización social de las Asociaciones de Desarrollo Integral, las ASADAS, Asociaciones Especificas, Juntas de Educación y Administrativas para que estos actores sociales puedan concretar en conjunto con las Instituciones del Estado costarricense y organizaciones no gubernamentales: Municipalidad de Nicoya, Instituto de Desarrollo Rural, Ministerio de Ambiente y Energía,  Acueductos y Alcantarillados, Dirección Nacional de Desarrollo de la Comunidad, y  la Universidad Técnica Nacional  una estrategia de acción enfocada en el Desarrollo Sostenible que impulse mejorar la calidad de vida de dos mil personas asentadas en estas comunidades.

La idea nace porque se ha identificado que esta región es una de las más vulnerables del planeta por el cambio climático ubicada en la Península de Nicoya, a la altura de las comunidades de Juan Díaz, Oriente, Colas de Gallo, la Esperanza, el Jobo y San Lorenzo.  

Estas comunidades son parte de un corredor seco, caracterizado por un bosque caducifolio, propios del trópico seco a una altura entre los 500 metros sobre el nivel del mar hasta los 800 metros ubicado en la provincia de Guanacaste, en el cantón de Nicoya y lo que se conoce geológicamente como el Complejo de Nicoya Mesoamericano.   

Además de encontrar que el territorio es vulnerable al cambio climático se ha logrado identificar un debilitamiento profundo y dividido en su organización social. 

Con base en estas líneas diagnósticas se ha propuesto al Programa Institucional de Formación Humanística, iderar la construcción de una estrategia de acción con enfoque en el Desarrollo Sostenible, desde la extensión universitaria humanista utilizando la metodología del Marco Lógico como recurso usado interinstitucionalmente para financiar proyectos de interés público en América Latina.

La UTN comprometida con el desarrollo sostenible e incluyente de Costa Rica y las comunidades, en su Ley Orgánica, en su Estatuto, reglamentos y en todo su accionar educativo ha procurado el mejoramiento integral de la sociedad costarricense, el fortalecimiento de su eficiencia, su equidad, su sostenibilidad y su democracia.  

Este proyecto dará la oportunidad a muchos jóvenes, mujeres, niños y niñas que claman por agua potable, y más oportunidades para mejorar su calidad de vida. He ahí la importancia de que esta estrategia de acción se pueda sellar con la firma de algunos convenios de cooperación entre la UTN y la Municipalidad de Nicoya, INDER, AyA y ASADAS Locales, MINAE y Unión Zonal de Asociaciones de Desarrollo de la Zona Alta del Cantón de Nicoya.