UTN realizó préstamo de equipo de cómputo a población estudiantil que no dispone de herramientas para el aprendizaje virtual

 

José Alberto Rodríguez Arguedas

Dirección de Comunicación Institucional

 

Mediante un esfuerzo conjunto entre Rectoría, la Vicerrectoría de Vida Estudiantil, la Vicerrectoría de Docencia, las Decanaturas, la Dirección de Gestión de Tecnoloígas de la Información y la Dirección General de la Administración Universitaria de la Universidad Técnica Nacional (UTN), se realizó el préstamo de 33 equipos de cómputo (laptop) para población estudiantil que no poseía esta herramienta para acceder a los procesos de aprendizaje virtual que la UTN se dio a la tarea de implementar debido a la pandemia del COVID-19.

Según expresó Marisol Rojas Salas, Vicerrectora de Vida Estudiantil, los estudiantes a los que se les asignó el equipo de cómputo, fueron seleccionados luego de que ellos llenaron el formulario UTN Conexión, en el que indicaban que no tenían acceso a computadoras para sus lecciones virtuales.

En la base de datos que posee la Vicerrectoría de Vida Estudiantil se identificó el lugar de residencia de los estudiantes, la situación socioeconómica y si disponían o no de beca.

Las laptops fueron facilitadas por las sedes y estaban asignadas a los laboratorios móviles.

La entrega del equipo de cómputo se realizó personalmente, por funcionarios de la UTN, en el domicilio de cada uno de los estudiantes, en los siguientes lugares: Sarapiquí, Cóbano, Alajuela (cantón central), Cañas, Abangares, Liberia, Atenas, La Cruz, Tilarán, Esparza y Miramar.

 

Otras acciones y estrategias realizadas por la Vicerrectoría de Vida Estudiantil

La Vicerrectoría de Vida Estudiantil, sus Coordinaciones de Área y las Coordinaciones de Vida Estudiantil en las Sedes están llevando a cabo desde el inicio de esta crisis, el 6 de marzo, varias acciones y estrategias con el objetivo de paliar o reducir el impacto negativo que esta ola de cambios que el COVID-19 ha ocasionado en las dinámicas de la vida de la población estudiantil, entre estas acciones destacan:

  1. Se ha elaborado un análisis de las nuevas condiciones para determinar las posibles soluciones con sus ventajas, desventajas e implicaciones; con el fin de determinar las medidas más viables para apoyar a las poblaciones más vulnerables por condiciones socioeconómicas, discapacidad, poblaciones indígenas y aquellas que residen en regiones alejadas.  Adicionalmente, se han considerado los estudiantes no becados cuya situación socioeconómica se haya deteriorado, quienes no cuenten con equipo de cómputo, conexión a Internet o presenten dificultades para acceder al aprendizaje remoto.
  2. Se ha coordinado con diversas instancias internas y externas (Vicerrectorías de las demás universidades estatales, Ministerio de Salud, Colegio de Profesionales en Psicología, Brigada de Atención Sicosocial de la UCR, entre otras) para socializar buenas prácticas en tiempos de COVID-19 y así, aplicar aquellas que demuestren ser útiles para nuestra institución.
  3. Se han planteado una serie de propuestas a la Dirección de Gestión Financiera para estudiar su viabilidad presupuestaria; por ejemplo:  ampliación de prórrogas de pago, pago de matrícula en tractos, ayudas específicas para becados y no becados, entre otras que deberán seguir analizándose para verificar su factibilidad, dada la afectación de la universidad por los ingresos propios que no se recibirán durante este año.
  4. El Área de Becas y Beneficios Estudiantiles ha elaborado propuestas para la modificación al Reglamento del Sistema de Becas y Beneficios Estudiantiles como el que se presentó al Consejo Universitario para la flexibilización de procedimientos, por ejemplo, para la solicitud de prórrogas y cualquier otra normativa que pudiese causar afectación en estas circunstancias.
  5. Los funcionarios del Área de Permanencia y Retención, el Programa Alumni, el Sistema de Intermediación de Empleo y la Defensoría Estudiantil han puesto en marcha la estrategia UTN CONEXIÓN, que consiste en un formulario electrónico que se atiende mediante una mesa de servicio, que permite identificar y mapear a la población estudiantil con problemas para acceder al aprendizaje remoto por carencia de equipo, conexión a Internet y de otra naturaleza.  
  6. Desde el Área de Bienestar Estudiantil y con la cooperación de sus enlaces en las sedes, se está elaborando una estrategia de intervención en crisis para atender a la población estudiantil que sufra problemas emocionales tales como angustia, estrés, depresión, entre otros, originados por la pandemia global y sus efectos directos y colaterales, para lo cual, se está solicitando el asesoramiento del Ministerio de Salud, Colegio de Profesionales en Psicología, Brigada de Atención Sicosocial de la UCR, entre otros.  Adicionalmente, se está dando seguimiento a las personas que ya presentaban alguna condición de este tipo y se brinda un acompañamiento especial al estudiantado con alguna condición de discapacidad, para responder a sus solicitudes de adecuaciones curriculares a raíz del cambio de modalidad de enseñanza.
  7. Desde el Área de Cultura, Deporte y Recreación se están planteando iniciativas y mecanismos que permitan adaptar los procesos que se realizan desde estas disciplinas y adaptarlos a la nueva realidad y así, coadyuvar a la salud integral y la recreación, que son aspectos muy relevantes en el panorama que enfrentamos actualmente.
  8. Se ha mantenido una coordinación y comunicación cercana con el movimiento estudiantil para analizar sus necesidades y requerimientos, de manera que se pueda brindar guía, acompañamiento y soluciones concretas a los problemas que les aquejan.