UTN homenajeó a escultor alajuelense Edgar Zúñiga Jiménez

 

José Alberto Rodríguez Arguedas

Kattia Mena Garita

Dirección de Comunicación Institucional

 

La Universidad Técnica Nacional realizó un homenaje al escultor alajuelense, Edgar Zúñiga Jiménez por haber obtenido el Premio Nacional en Artes Visuales Francisco Amiguetti 2018.

Zúñiga se hizo acreedor de este Premio Nacional en la categoría “tridimensionales” con la exposición “Humanismo en el siglo XXI”.

Su carrera escultórica la ha desarrollado a lo largo de 53 años, creando obras de carácter religioso en los primeros 15 años. Luego enfoca su proceso creativo, a una obra personal y humanista, utilizando una diversidad de técnicas y materiales.

Durante el homenaje al escultor alajuelense Edgar Zúñiga Jiménez, el Rector de la Universidad Técnica Nacional, Marcelo Prieto Jiménez, destacó su amplia trayectoria y la calidad de sus obras, en las que predomina, la figura humana.

Prieto manifestó que “es un inmenso placer  realizar este homenaje a un alajuelense universal, por una magnífica obra expuesta en relación con el humanismo”.  No puedo dejar de mencionar que en cada escultura se refleja el fierro candente del humanismo,  una manifestación visible de la vinculación con la realidad humana, y la presencia de la figura humana, en casi todas sus esculturas: hombres y mujeres luchando contra fuerzas mecánicas, emergiendo, creando, saliendo de agujeros, construyendo.

Prieto consideró a las obras de Zúñiga como gestos de aire y piedra:  “así puedo describir estas esculturas, un gesto humano”.

El escultor Alajuelense Edgar Zúñiga Jiménez,  Premio Nacional en Artes Visuales Francisco Amiguetti 2018, se mostró muy agradecido, por el homenaje que le hizo la UTN, e hizo un recuento de su trayectoria artística.

Zuñiga mencionó que su inicio como escultor fue en el taller familiar, de imágenes religiosas, que fue como un semillero de escultores, ya que grandes maestros de la escultura costarricense se iniciaron con su papá.  Es ahí donde inicia lo que él considera como una década de crisol donde forjaba sus ideas y en la década de los 80, se fue consolidando, y poco a poco le solicitaban obras que elaboró utilizando diversos materiales como:  madera, piedra, nieve, acero inoxidable, arcilla.

Mencionó que la UTN posee un gran privilegio de contar con programas técnicos que indudablemente van dirigidos al humanismo, al bienestar y justicia social.